Mira Memento y trata de entenderla

Memento es la película que catapultó la carrera del exitoso director Christopher Nolan. Narra la historia de Leonard, un hombre que sufrió un severo trauma cerebral causante de su amnesia anterógrada es incapaz de almacenar nuevos recuerdos. Para no perder el hilo de los sucesos de su vida crea un sistema usando fotos instantáneas para registrar a la gente que conoce, dónde se hospeda y otras cosas básicas. Su meta es vengarse del hombre que violó y asesinó a su mujer, y quien además ocasionó su enfermedad. Para ello Leonard toma notas y se tatúa constantemente las pistas que va consiguiendo.

Las dos líneas narrativas que existe en esta película hacen que sea díficil de entender. Una en blanco y negro, que sigue un orden cronológico, y la otra es a color, que comienza por el final y termina por el principio.

En Memento, la ignorancia es la perdición. ¿Se imaginan tener que anotar toda su vida? _ Como dice el mismo Guy Pearce en el filme, “Todos necesitamos nuestra memoria para recordarnos quienes en realidad somos”. Esa es la encrucijada a la cual se enfrenta Leonard. Sus recuerdos le proporcionan una idea de lo que alguna vez fue, pero como no puede almacenar nuevos, no tiene la menor idea de quién es ahora.

Los recuerdos pueden ser distorsionados.” Muchas veces nuestra memoria juega con nosotros. Modifica los eventos que tratamos de reprimir, o detalles que pasamos por alto. Un carro puede cambiar de color al igual que su placa puede cambiar de número, o una casa de forma. Una caricia puede convertirse en un pellizco, si así lo queremos. Solemos inventar nuestros propios recuerdos para ajustarlos a la situación. Nolan realizó un excepcional trabajo en ilustrarlo.

Fuente: Fansdehistorias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *