Perdidos en Tokio, un film que narra una historia de amor

Perdidos en Tokio  es una película independiente de drama dirigida Sofia Coppola  y estrenada en 2003.

Harris, interpretado por Bill Murray, es un conocido actor norteamericano cuya carrera ha decaído últimamente. A cambio de una generosa remuneración, acepta participar en un anuncio de whisky japonés que se va a rodar en Tokio.

En su visita a Japón, experimenta un considerable choque cultural, por lo que pasa la mayor parte del tiempo libre en su hotel. Precisamente en el bar del hotel conoce a Charlotte,interpretada por Scarlett Johasson, una mujer de veintitantos años que está casada con un joven fotógrafo de renombre. Éste se encuentra en Tokio cumpliendo un encargo profesional y, mientras trabaja, su mujer distrae el tiempo como puede. Además del común aturdimiento ante las imágenes y los sonidos de la inmensa ciudad, Bob y Charlotte comparten el descontento con sus vidas. Poco a poco se hacen muy amigos y a medida que exploran la urbe juntos empiezan a preguntarse si su amistad se transformará en algo más.

Este film ha sido nominado a tantos premios en tantas categorías: al mejor actor, con toda justicia, para Bill Murray; a la mejor actriz, la expresiva Scarlett Johansson, toda una revelación; al mejor director, en este caso la directora Sofia Coppola, y claro, a la mejor película, también considerada por muchos críticos una de las mejores de 2003.

Fuentes: Cineismo 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *