Tips para elegir un buen trípode

Si algo debe saber el fotógrafo es elegir un buen trípode, ya que este es sin lugar a dudas uno de los accesorios más importantes para un profesional de la imagen.

¿Por qué es tan importante? Aunque una persona que ya trabaja en fotografía sabe qué tan importante es un trípode, aquí vamos a repasar varias de las aplicaciones que tiene el trípode para capturar imágenes.

Lo primero es que el trípode te permite afinar las composiciones, dejando nuestras manos libres para ajustar y mantenerlas. Además podemos aumentar la nitidez y profundidad de campo, ganar calidad cuando usas ISO alto, reduciendo el riesgo de sufrir trepidaciones.

Con el trípode tendremos la facilidad de hacer tomas de larga exposición, HDR, time lapses, fotografía nocturna, astro fotografía, autorretratos, fotografía macro y video.

Entonces ¿Cómo elegir un buen trípode?

Teniendo en cuenta todas las posibilidades que puedes tener con un trípode, es clave saber cómo elegir un buen trípode. La clave entonces está en qué quieres hacer con él. Lo primordial es tener en cuenta que, independientemente de lo que quieras hacer, lo que se busca es tener estabilidad, por lo que esa es la primera característica en la que hay que fijarse.

Ahora, teniendo en cuenta lo anterior, hay que fijarse entonces en varias características. Lo primero es conocer las partes del trípode y para qué sirve cada uno:

  • Las patas: Estas son por lo general extendibles, permitiéndonos modificar la altura. El material puede ser de aluminio o fibra de carbón.
  • La cabeza y rótula: Esta parte permite el ajuste de la cámara por medio de la zapata o palatina. Desde aquí se pueden hacer los diferentes movimientos de cámara gracias a la rótula que puede o no estar incluida. Esta parte también incluye un nivel de burbuja para que puedas enderezar el horizonte o uses correctamente los ángulos de la cámara.
  • La columna central: Esta parte no lo tienen todos los trípodes. Esta parte puede alargar la altura del trípode, y algunos cuentan con ganchos para agregar peso y mejorar la estabilidad. Algunos también son descentrables, con los cuales se trabajan ciertos tipos de fotografía como la macro.
  • Los pies: También son importantes las terminaciones de las patas. Algunas son de goma y otras metálicas, o ambas. Si trabajas en superficies lisas, lo ideal es usar trípodes con pies de goma.

    Teniendo en cuenta lo anterior, podemos ahora si en elegir un trípode de acuerdo a lo siguiente:

    • Soporte de carga máxima: Los trípodes soportan un peso determinado, y es determinado por el fabricante. ¿Qué tanto peso incluirás? Aquí ya depende del equipo con el que trabajarás-
    • Peso: Cuando vas de viaje o sencillamente por evitarse levantar tanto peso en una sesión fotográfica, el peso es importante. Si no te vas a mover mucho, pues un trípode pesado no sería problema, pero si ocurre lo contrario, opta por uno liviano. Una opción son los de fibra de carbono.
    • Altura: ¿Qué tanta altura necesitas? Si requieres alzar demasiado tu cámara en el aire, lo ideal es optar por un trípode con patas largas y columna central.
    • Tamaño: Al momento de elegir, es importante tener en cuenta las dimensiones del trípode. Por ejemplo, en caso de un viaje, lo ideal es tener uno compacto, fácil de llevar.
    • Cabezal / Rótula: Existen varias opciones de cabezales: de tres ejes, que cuentan con tres manerales para controlar el movimiento en horizontal, vertical y girar; de bola, cuyo mecanismo se centra sobre una esfera y se controla por una sola perilla; de joystick, que es similar a las rótulas de bola, y que se manipula con un mango que posee un gatillo; y fluida, diseñadas especialmente para video, y que poseen un líquido interno para que deslicen con suavidad. Aquí la elección depende del presupuesto y gusto de la persona. En caso de querer incorporar una rótula 360º, es ideal conseguir un trípode que tenga cabezal removible.
    • Fácil manipulación: Y este punto es importante porque efectivamente hay trípodes bastante complejos de manipular. Desde luego, lo ideal es contar con uno que te permita fluir en tu trabajo.

    En cuanto a marcas, trípodes profesionales de la marca Manfrotto son la mejor opción. Sin embargo, hay otras opciones económicas y muy buenas, como es el caso de los Weifeng, una marca china con modelos interesantes y que se ajustan al bolsillo del principiante.

    fuente: https://www.zona-cinco.com/tips-elegir-buen-tripode/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *