12 Years a slave, de libertad a esclavitud

Posted on

Este film que fue dirigido por Steve McQueen cuenta la historia admirable de Solomon Northup, un afroamericano nacido en libertad pero secuestrado y vendido en la época de la esclavitud, durante la cual trabajó en plantaciones.

12 Years a Slave es un compendio perfecto de factores apuntados a otro ensayo más sobre la historia de una sociedad. Algo sumamente simbólico y al mismo tiempo visceral. McQueen logra hacer un filme biográfico pero dotado de un filtro estético y sublime, lo cual no es frecuente en películas de esta índole.

McQueen realiza un trabajo de una manufactura impecable, con ideas y reflexiones muy profundas, una exquisita conversación fílmica sobre una historia increíble y una realidad compleja y oscura del pasado estadounidense. 

No hay nada peor que te quiten la libertad, y eso es lo que nos muestra Steve McQueen sin concesiones a la hora de describir la desesperación de su protagonista en sus intentos de convencer a sus ya amos que él es un hombre libre y no un esclavo.

Una desesperación que el realizador narra con un estilo de cámara soberbio, fotografía señorial y con encuadres casi imposibles pero que no hacen más que acentuar el efecto que se quiere causar en el espectador, jugando mucho con el fuera de campo o cortando las figuras. Una producción de Hollywood, sí, y algo lacrimógena, también, pero que muestra un lado mucho menos amable del racismo en la sociedad estadounidense.

CONCLUSIONES FINALES
Lo primero que se destaca en esta película es que es absolutamente imprescindible, con interpretaciones exquisitas, pero que no se disfruta… se sufre, y así debe ser. Es una historia humana, sin más pretensión que hacer posar la mirada en un suceso histórico cuyos ecos siguen resonando en la actualidad.

Y es a través de los ojos de Solomon Northup y su mirada sobrecogedora que sentimos vergüenza y tomamos conciencia de lo bajo que puede llegar a caer el ser humano cuando la ignorancia, los prejuicios y el odio se abren paso en una sociedad.

 

Fuente:  www.cineycine.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *